martes, 11 de mayo de 2010

Frases de Nicolas Maquiavelo

"...El mal se hace todo junto y el bien se administra de a poco..." El Principe "

"...cuando se conquista por segunda vez un país que se había rebelado anteriormente es más difícil volverlo a perder..." 

Fuente: El príncipe, Capítulo III: De los principados mixtos, 1513.

"...cuando los estados que se conquistan están acostumbrados a vivir en libertad, hay tres formas de conservarlos: destruirlos, vivir allí personalmente o dejar que sigan viviendo con sus leyes..."

"...el que es elegido príncipe con el favor popular debe conservar al pueblo como amigo..."

"Es imposible que los que mandan sean reverenciados por los que desprecian a Dios."

"La experiencia siempre ha demostrado que jamás suceden bien las cosas cuando dependen de muchos."
"La liberalidad se devora a sí misma, pues a fuerza de ejercerse se agota."

"Los hombres ofenden antes al que aman que al que temen."

"Los hombres rara vez tienen el valor suficiente para ser o extremadamente buenos o extremadamente malos."

"Los hombres son tan simples y unidos a la necesidad, que siempre el que quiera engañar encontrará a quien le permita ser engañado."

"No hay nada más difícil de emprender, ni más dudoso de hacer triunfar, ni más peligroso de administrar que la elaboración de nuevas leyes."

"Ninguna fuerza doma, ningún tiempo consume, ningún mérito iguala, el nombre de la libertad."

"Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres."

"...un príncipe que tenga una ciudad fuerte y que no sea odiado por su pueblo no puede ser atacado..."

"...no se debe confundir el ser con el deber ser, la política es algo..."

"...los ejércitos mercenarios y los auxiliares son inútiles y peligrosos..."

"...aquel que en un principado no advierte los males cuando nacen no es verdaderamente sabio, y es un don que pocos tienen..."

"...un príncipe no debe tener otro objetivo ni otra preocupación, ni debe considerar como suya otra misión que la de la guerra..."

"...si bien el principado se consigue con ciertas dificultades, se conserva con facilidad..."

"...en tiempos de paz hay que pensar en la guerra..."
"...el príncipe no debe preocuparse de incurrir en la infamia de aquellos vicios sin los cuales difícilmente podría salvar el estado..."

"...es más sensato quedarse con la fama de tacaño, que genera una mala fama sin odio, que por buscar la reputación de liberal, ganarse la fama de ladrón que genera mala fama y odio a la vez; se debe ocultar el liberalismo..."

"...puesto que los hombres aman según su voluntad y temen según la voluntad del príncipe, un príncipe debe depender solo de lo que es suyo y no de lo que es de otros, solo tiene que ingeniárselas para no ser odiado..."

"...el príncipe tiene que elegir de entre todos los animales a la astucia del zorro y la fuerza del león..."

"...haga, pues, el príncipe lo necesario para vencer y mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y serán alabados por todos..."

"...quien engañe, encontrara siempre quien se deje engañar, todos verán lo que aparenta y pocos lo que es, y estos pocos no se atreverán a ponerse en contra de la mayoría..."

"...las minorías no tienen sitio cuando la mayoría tiene donde apoyarse..."

"...el odio nace cuando el príncipe roba y usurpa los bienes y las mujeres de sus súbditos, de lo cual tiene que abstenerse..."

"...el desprecio nace cuando al príncipe se le considera inestable, superficial, afeminado, pusilánime e indeciso..."

"...las acciones del príncipe deben tener grandeza, valor, prudencia, fortaleza y ser irrevocables..."

"...un príncipe debe tener dos miedos: uno interno, de sus súbditos, y otro externo, de los extranjeros poderosos..."

"...si la violencia es coerción, el respaldo será consenso o legitimidad..."

"...si bien el príncipe debe persuadir al pueblo, convencerlo, también debe emplear la fuerza, porque cuando ya no le crean se le puede hacer creer por la fuerza..."

"...los que llegan a ser príncipe por la fortuna, les resulta fácil ascender , pero muy difícil mantenerse en el poder..."

"...el príncipe debe lograr que los principados vecinos deseen hacerle bien y teman causarle daño..."

"...la crueldad esta bien usada cuando se la emplea una sola vez por la necesidad de afianzar el poder y después no se repite..."

"...es central saber disfrazar bien las cosas y ser maestro en el fingimiento..."

"...la única buena, segura y duradera defensa es la que depende del propio príncipe y de su valor..."
"...de la fortuna depende la mitad de nuestras acciones, pero nos deja dirigir la otra mitad o algo menos..."

"...para mantener el estado se debe tener un ejército propio, el consenso del pueblo y virtud en el príncipe..."

"...el hombre olvida antes la pérdida de su padre que la pérdida de su patrimonio."
"A los hombres hay que acariciarlos o destruirlos, pues vengarán un insulto leve, pero quedarán indefensos si se les aplica un golpe duro." 

Otra traducción de la misma cita: [...] a los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos, porque si se vengan de las ofensas leves, de las graves no pueden; así que la ofensa que se haga al hombre debe ser tal, que le resulte imposible vengarse.

Fuente: El Príncipe: Capítulo III, De los principados mixtos

"Es mejor que el Príncipe sea considerado mezquino, ya que la avaricia es uno de los vicios que sostendrán su régimen."

"Castigar a uno o dos transgresores para que sirva de ejemplo es más benévolo que ser demasiado compasivo."

"El Príncipe debe hacer uso del hombre y de la bestia: astuto como un zorro para evadir las trampas y fuerte como león para espantar a los lobos."

"Un gobernante eficaz no debe tener piedad."
"El vulgo se deja seducir siempre por la apariencia y el éxito." 

Fuente: El príncipe, Capítulo XVIII: De qué modo los príncipes deben cumplir sus promesas, 1513.

"Los hombres son ingratos, frívolos, mentirosos, cobardes y codiciosos; mientras uno los trate bien lo apoyan ... pero cuando uno está en peligro se vuelven contra él,"

"Quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar." 

Fuente: El príncipe, Capítulo XVIII: De qué modo los príncipes deben cumplir sus promesas, 1513.
Es un mal ejemplo no observar una ley, sobre todo por parte del que la ha hecho.
Fuente: Discursos sobre la primera década de Tito Livio, Libro I, Capítulo 45.

“...cuando se conquista por segunda vez un país que se había rebelado anteriormente es más difícil volverlo a perder...”

“...cuando los estados que se conquistan están acostumbrados a vivir en libertad, hay tres formas de conservarlos: destruirlos, vivir allí personalmente o dejar que sigan viviendo con sus leyes...”

“...el que es elegido príncipe con el favor popular debe conservar al pueblo como amigo...”

“...un príncipe que tenga una ciudad fuerte y que no sea odiado por su pueblo no puede ser atacado...”

“...no se debe confundir el ser con el deber ser, la política es algo...”

“...los ejércitos mercenarios y los auxiliares son inútiles y peligrosos...”

“...aquel que en un principado no advierte los males cuando nacen no es verdaderamente sabio, y es un don que pocos tienen...”

“...un príncipe no debe tener otro objetivo ni otra preocupación, ni debe considerar como suya otra misión que la de la guerra...”

“...si bien el principado se consigue con ciertas dificultades, se conserva con facilidad...”

“...en tiempos de paz hay que pensar en la guerra...”

“...el príncipe no debe preocuparse de incurrir en la infamia de aquellos vicios sin los cuales difícilmente podría salvar el estado...”

“...es más sensato quedarse con la fama de tacaño, que genera una mala fama sin odio, que por buscar la reputación de liberal, ganarse la fama de ladrón que genera mala fama y odio a la vez; se debe ocultar el liberalismo...”

“...puesto que los hombres aman según su voluntad y temen segun la voluntad del príncipe, un príncipe debe depender solo de lo que es suyo y no de lo que es de otros, solo tiene que ingeniárselas para no ser odiado...”

“...el príncipe tiene que elegir de entre todos los animales a la astucia del zorro y la fuerza del león...”

“...haga, pues, el príncipe lo necesario para vencer y mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y serán alabados por todos...”

“...quien engañe, encontrara siempre quien se deje engañar, todos verán lo que aparenta y pocos lo que es, y estos pocos no se atreverán a ponerse en contra de la mayoría...”

“...las minorías no tienen sitio cuando la mayoría tiene donde apoyarse...”

“...el odio nace cuando el príncipe roba y usurpa los bienes y las mujeres de sus súbditos, de lo cual tiene que abtenerse...”

“...el desprecio nace cuando al príncipe se le considera inestable, superficial, afeminado, pusilánime e indeciso...”

“...las acciones del príncipe deben tener grandeza, valor, prudencia, fortaleza y ser irrevocables...”

“...un príncipe debe tener dos miedos: uno interno, de sus súbditos, y otro externo, de los extranjeros poderosos...”

“...si la violencia es coerción, el respaldo será consenso o legitimidad...”

“...si bien el príncipe debe persuadir al pueblo, convencerlo, también debe emplear la fuerza, porque cuando ya no le crean se le puede hacer creer por la fuerza...”

“...los que llegan a ser príncipe por la fortuna, les resulta fácil ascender , pero muy difícil mantenerse en el poder...”

“...el príncipe debe lograr que los principado vecinos deseen hacerle bien y teman causarle daño...”

“...la crueldad esta bien usada cuando se la emplea una sola vez por la necesidad de afianzar el poder y después no se repite...”

“...es central saber disfrazar bien las cosas y ser maestro en el fingimiento...”

“...la única buena, segura y duradera defensa es la que depende del propio príncipe y de su valor...”

“...de la fortuna depende la mitad de nuestras acciones, pero nos deja dirigir la otra mitad o algo menos...”

“...para mantener el estado se debe tener un ejército propio, el consenso del pueblo y virtud en el príncipe...”

Los hombres ofenden antes al que aman que al que temen.

Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse.

Las armas se deben reservar para el último lugar, donde y cuando los otros medios no basten.

La naturaleza de los hombres soberbios y viles es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad.

Los hombres olvidan más fácilmente la muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio.

Los hombres son tan simples, y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar.

Los hombres en general juzgan más por los ojos que por las manos; porque el ver pertenece a todos, y el tocar a pocos... El vulgo se deja siempre coger por las apariencias... Y en el mundo no hay sino vulgo.

Un príncipe... Jamás predica otra cosa que concordia y buena fe; y es enemigo acérrimo de ambas, ya que, si las hubiese observado, habría perdido más de una vez la fama y las tierras.

Divide para reinar.

La experiencia siempre ha demostrado que jamás suceden bien las cosas cuando dependen de muchos.

Ninguna fuerza doma, ningún tiempo consume, ningún mérito iguala, el nombre de la libertad.

Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres.

En todas las cosas humanas, cuando se examinan de cerca, se demuestra que no pueden apartarse los obstáculos sin que de ellos surjan otros.

La naturaleza de los hombres soberbios y viles es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad.

La habilidad y la constancia son las armas de la debilidad.

Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento.

El que es elegido príncipe con el favor popular debe conservar al pueblo como amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Coment Ör Die